jueves, agosto 23, 2007

El apotegma

entrar es fácil, salir es difícil...


El apotegma heideggeriano, "el habitar es el rasgo fundamental del ser, según el cual son los mortales", es el interdicto de Drácula, la prohibición de una forma de individualidad, de un mortal que no habite o de un no-muerto que more. Es eso lo que da qué pensar, lo preocupante, lo digno de ser pensado.

¿Pero es suficiente el interdicto? ¿Nuestro vade retro logrará que los fantasmas no vuelvan?

Difícilmente. Porque a pesar de que el filósofo escriba en sus reflexiones sobre el habitar, en una especie de prolongado Antidrácula, ocurre que el Conde y Heidegger mismo se parecen demasiado; ambos encarnan un proyecto similar, el tema de uno y otro es el de qué hay con la extranjería de los hombres en medio de hombres y mundo, de las palabras cabe las palabras.

"Sé muy bien que si yo anduviese y hablase en pleno Londres, nadie dejaría de notar que soy extranjero"

afirma el conde Drácula, a pesar de que, en el ins-tante previo, el interlocutor londinense a quien se dirige se hubiese maravillado ante la perfección de su manejo de la lengua inglesa.

Heidegger, por su parte, señala al finalizar La época de la imagen del mundo: "Es ella (la auténtica meditación) la que hunde al hombre en aquel ente que pertenece al ser y, no obstante, sigue siendo un extraño en lo existente."

¿Cómo hacer, entonces, para que el pensar, que nos coloca en una suerte de extranjería, no nos conduzca directamente hacia Drácula sino que nos envíe al habitar, al morar, al "cabe las cosas"?

Pero no es sólo Drácula, es también Fausto. Michele Cometa en su brillante ensayo Umbrales del abandono. Espacio, tiempo y paciencia en Heidegger y Peter Handke considera que la escritura de estos dos autores es, en una dilatada reflexión sobre la espera, la paciencia secularizada, el sostenerse y perseverar, a la escucha, sí, pero ya sin la trascendencia y los motivos religiosos que de antaño han configurado los conjuntos metafóricos asociados con la promesa, la expectativa y la esperanza.

5 comentarios:

lux dijo...

eres simplemente una mierda!!!! saludos heidegger vomitado!

ERÓTIKA dijo...




Sin duda la creatividad e s más libre sin el lastre de la religión censurando a-priori todo lo que no incluya cruces.

Besos erótikos

lux dijo...

¿crees tambien en el "viejito pascuero" o "santa claus"? jejejejejejjajajaj

lux dijo...

¿crees tambien en el "viejito pascuero" o "santa claus"? jejejejejejjajajaj

Strigolugius dijo...

...de acuerdo erotika, pero no es es sólo eso, el asunto va más alla, del donde y como te habitas y habilitas para crear, transfigurarte sin ke la mente te boicotee y te expulse del hábitat...

gracias por tus besos

Related Posts with Thumbnails